Relato erótico

Sexo, pero con amor

Charo
2 de febrero del 2020

Su vecina lo tenía loquito, pero no se imaginaba que a ella le pasaba igual. Se encontraron, se saludaron e irremediablemente se “amaron”.

Ángel – Segovia
Eran las ocho de la mañana y me disponía a levantarme de la cama para sufrir otro día de duro trabajo. Me levanté. Me fui despojando de la ropa poco a poco para terminar con una ducha de agua caliente. El agua se deslizaba por mis músculos como ríos salvajes, disfrutaba profundamente cuando acercaba los chorros de agua a mi polla que se erguía como un obelisco.
-¡Es maravilloso este placer! – Pensé para mis adentros.
Cuando estaba jugueteando con mi querido amigo, observe por la ventana a Alicia, mi vecina. Era una jovencita de veinte años recién cumplidos con una cara angelical que enamoraría a cualquier persona, tenía una melena ondulada pelirroja que hacía resaltar sus preciosos ojos verdes y redondos que brillaban en la oscuridad. Ella estaba en su habitación, se estaba quitando su sujetador, de repente surgieron unos preciosos pechos bien formados que parecían frutos esperando ser devorados. Sin darme cuenta estaba deslizando mi mano sobre mi polla y lo movía con habilidad de arriba abajo, no podía parar hasta que una explosión de placer me invadió. Alicia ya se había marchado, tenía que irse a la universidad.
Desde la primera vez que la vi hace un año, no me la podía apartar de la cabeza. Era mi fantasía, mi sueño pero nunca me había atrevido a hablar con ella aunque de vez en cuando cruzamos miradas cómplices al encontrarnos en el ascensor. No entendía lo que me producía esa chica, yo siempre había sido un chico extrovertido y no tenía problemas para relacionarme. Además tampoco había tenido problemas para ligar con mujeres, era un chico mono de 24 años recién salido de la facultad. Tenía un buen cuerpo ya que iba regularmente al gimnasio y hacia deporte. Tras vestirme con unos vaqueros azules gastados, mi camisa blanca y una chaqueta azul marino, me dispuse a irme a trabajar.
Ya son las seis de la tarde y estoy llegando a casa después de varias horas agotadoras de trabajo, me sentía explotado bueno como la mayoría de los jóvenes que empezamos a trabajar. Al entrar en el portal estaba ella sonriéndome con su preciosa boca que me encantaría besar, tenía unos labios carnosos que me encantaría besar.
-Hola Marco ¿Qué tal? -Me dijo con una sonrisa que me encandilaba-
Me sentía avergonzado de sentirme intimidado por una chica más joven que yo. Le respondí con cierto nerviosismo:
-Hola ¿Vienes de clase?

April_JJay_030100PV4939_0015

Empezó a contarme que no venía la universidad, que venía de clases de piano. Mientras tanto yo me estaba fijando en la camisa blanca que destacaba por su fineza y hacía que destacaran esos pechos que me hicieron disfrutar tanto esta mañana. Bajando la mirada disimuladamente vi que llevaba un pantalón negro de cintura baja dejando ver un tanguita rojo que me hizo recordar los sueños eróticos que he tenido con ella. Yo creo que se dio cuenta de que rebuscaba entre los resquicios que había en su pantalón. Cuando inesperadamente me dijo:
-Marco, no sé si te habrás dado cuenta pero desde el primer día en que te conocí intento coincidir contigo en el ascensor por las mañanas, por las tardes, por las noches. -Me dijo sonrojada- No entiendo lo que me pasa porque apenas he cruzado dos palabras contigo pero no me puedo olvidar de ti.
La cogí por la espalda y susurrándole al oído la invite a subir a tomar algo a mi casa, ella sin dudarlo me acompañó en el pequeño ascensor hasta mi piso. Saqué las llaves, abrí la puerta y la invité a pasar.
Era una casa pequeña pero muy acogedora con una habitación, una cocina muy moderna, baño y donde estábamos ahora un salón donde estaba mi despacho, lo había decorado yo con ayuda de mi hermana que era interiorista.
Sin mediar palabra la acaricié la barbilla y la atraje hacia mis labios para darle un húmedo beso, ella no lo rechazó sino que deslizó suavemente su lengua dulce sobre mis labios rozándolos suavemente. Más tarde su lengua estaba bailando lentamente con la mía. Aparté un poco la cara para observarla y darme cuenta que no era un sueño, me sonrió y me dijo sigilosamente a la oreja mientras que me la acariciaba con la lengua:
-Eres mi sueño hecho realidad
Su voz sonaba como la brisa marina al amanecer.
Baje mi mano serpenteando por su espalda hasta llegar al final de ella , con delicadeza fui rodeando su cadera hasta llegar a su vientre y empecé a desabrochar los botones de su impoluta camisa. Ella me miraba con cierta admiración pero se decidió a atacar metiendo su mano caliente por debajo de mi camisa disfrutando de cada centímetro de mi cuerpo, la otra mano se dirigió hacia mi muslo posándose como si fuera una mariposa.
Yo estaba ya muy excitado, no podía frenar mi fogosidad, la mano que quedaba libre se escondió bajo la entrepierna se Alicia. Bajé con lentitud la cremallera de su pantalón y tras terminar de desabrochar los botones de la camisa, me encaminé a sacarla el pantalón. Aparecieron unas piernas suaves y morenas, arrimé mis labios a sus piernas, le di un mordisquito a su exquisita piel, ella me miró y atrajo mi cara hacia su entrepierna. Aparte delicadamente su tanga y roce mi lengua con su clítoris.

April_JJay_030100PV4939_0022

-Ahhhhhhh -Soltó un leve gemido de placer
Mientras lamía con tranquilidad sus maravillosos labios, le iba quitando la camisa. Sentía que cada lamida que le daba la hacía ponerse más caliente. Sus gemidos cada vez eran más sonoros. Me cogió del cuello y me subió hacia sus pechos, le quité su sujetador blanco para que dejara al descubierto sus pechos mágicos. Cuando iba a besar su pezón me paró y me musitó:
-Mi vida, ahora me toca a mí mandar un poco ¿no? -dijo con voz resuelta y pícara.
Entonces ya totalmente desnuda me quitó la camisa, cuando iba a acariciarle los pechos, me dijo:
-No, no, no, ahora mando yo. -con voz suave- te tengo que dar permiso para tocarme.
Sonrió con su habitual belleza y siguió con su labor. Me bajo el pantalón y deslizó bajo mi bóxer su suave mano cogiendo mi miembro. Poco a poco empezó a moverlo lentamente subiendo la velocidad con tranquilidad.
-¿Te gusta?
Sin tiempo a que le contestará, bajó mi calzoncillo dejando en la intemperie a mi polla que estaba totalmente erguida. Mordió delicadamente mi glande, pasó su lengua haciendo circulitos alrededor de él. Se iba lubricando con su caliente saliva que hacía que me pusiera más cachondo.
Al instante mi nabo desapareció en su boca lo que me hizo sentir un profundo placer, no paraba de entrar y salir en su boca. Parecía que estaba explorando las profundidades de su agujero. Empecé a sentir espasmos, me iba a correr pero rápidamente paró en seco y dijo:
-Aquí no, eso quiero que lo hagas en mi conejito.
La cogí por las caderas y la levante como si fuera una pluma hasta ponerla a la altura de mi miembro. Le metí mi verga hasta al fondo con fuerza provocándole un grito de placer. La abrace para que me sintiera aun más penetrada.
-¡No pares, fóllame!
Sin contemplaciones empecé a embestirla con fogosidad, gemía placenteramente. Era el mejor polvo de mi vida, Alicia se enganchó con fuerza a mi espalda para que me corriera dentro de su cuerpo, a la vez ella tenía convulsiones porque se estaba corriendo también. Fue una explosión de placer para los dos.
Nos tumbamos en el sofá la rodee con mi brazo protector, nos miramos sonriendo y sabíamos los dos lo que estaba pensando el otro.

April_JJay_030100PV4939_0023

Se quedo dormida sobre mi pecho. La cogí entre los brazos, la deje sobre mi cama, la arropé con la manta y le di un beso.
-Gracias -le susurre en el oído-
Tras este encuentro, diez años después compartimos la vida juntos, es maravillosa y espero estar a su lado toda la vida.
Un beso de nuestra parte.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Aceptar

ACEPTAR
Aviso de cookies

Online porn video at mobile phone


"follando en el camping""relatos de mujeres sumisas""videos eroticos online""relatos poirno""anuncio sex""relatos eroticos maduras""relatos erótico""revita clima""relatos pprno""relato clima""relatos eroticos incesto""latos eroticos""climas revista""relatos erotcos""gif porno trio""relatos eroticos incesto""tetona tatuada""porno español actual""clima relatos""relatos cortos porno""relatos clima""la revista clima""relatos de follar""rekatos eroticos""relatos porno anal""relatos swingers"climarelatos"relatos anal"todorelatos.vom"jenny hard""relatos sexo anal""relatos lib""historias de tetazas""contactos amateur""descargar revistas porno""orgia amateur española""relatos reoticos""contactos amateur""rekatos porno"relatoseroticos"relator eroticos""relatps porno""relatos porno eroticos"revistaclima.com"revita clima""gifs porno trios""relato clima""revistaclima com""textos eroticos""videos de pajilleras""relatos de clima""relatos eroticos online""juan lucho porno""porno erótico""cuernos amateur""briana blair""maduras eroticas""relatos porno tv""relatos casadas"revistaclima.com"relatos lib""revista clima21""claudia boomb""relatos eróticos""relatos erotiocs""intercambio de parejas en la playa""relatos exoticos""relatos de sexso""relato clima""relatos eroticos porno""mamada a dos bocas""relatos eroticos orgias""relatos eroticos anal""relatos de clima""relatos eróticos gratis""porno visesual""nacho vidal mansion""relatos porno españa""webcams contactos x""revista clima fotos""relato erotico real"123-amateur"relatos erooticos""revista clima relatos""relato clima""relatos de sexo anal""madura erotica""relatos erticos""relatos charo medina""relatos exóticos""relatos eroti cos"