Relato erótico

Recordando experiencias

Charo
10 de mayo del 2019

Es un asiduo lector de las Revistas Clima y Charo Medina, le gustan los relatos y además puso un contacto para conocer a una mujer. Había perdido la esperanza de que alguien le contestara y al final recibió una carta. Conoció a otras mujeres y nos cuenta sus experiencias.

Mauri – Guadalajara
Hola amigos y sobre todo amigas de la revista y a continuación os relato una experiencia que me ha ocurrido gracias a esta revista. La verdad es que yo al principio era bastante incrédulo con respecto al buen funcionamiento de los contactos pero un día me decidí a poner un anuncio a ver si tenía suerte y alguien se adaptaba a mis gustos y características. La verdad es que ya casi no tenía esperanzas que me contestara alguien así que me hizo ilusión que alguien por lo menos me respondiera, una de ellas me decía amablemente que pasaba de hombres casados o con pareja y como este es mi caso, le respeté su decisión y le mandé un mensaje agradeciendo por lo menos el detalle de responderme, luego llegó el mensaje de otra chica en la que me invitaba a conocernos así que nos cambiamos la dirección del Messenger y empezamos a conocernos.
Ella, al igual que yo, estaba casada y le comenté que casi había perdido la ilusión de que alguien me contestara, a lo que me respondió que las chicas reciben todos los días muchos mensajes y que le era imposible poder contestar a todos, también me comentó que tenía un par de experiencias contadas en lo relatos de la revista y una vez que nos despedimos fui a verlos a ver que tal eran y hacerme una idea de cómo era ella. Los relatos eran súper excitantes y me pusieron tan cachondo que tuve que apagar mi fuego manualmente pero tanto me gustaron que me decidí a contar un relato que me había sucedido con una compañera de trabajo. Bueno, seguimos conociéndonos poco a poco hasta que, por causas de incompatibilidades horarias, nos veíamos muy poco y teníamos pocas posibilidades de seguir conociéndonos.
Luego llegó otra chica, Juana, que al igual que yo estaba casada y buscaba salir de la monotonía que se había convertido su matrimonio, que necesitaba un poco de aire para saber que esta atracción y deseo para ello y sin compromiso alguno. Fuimos conociéndonos más y mandándonos fotos nuestras para saber si había feeling y química ya que sin esto es difícil llegar a nada más, y la verdad es que lo hubo, y con cada conversación que manteníamos subía nuestro deseo y ganas por gozar de nuestros cuerpos. Las fotos se convirtieron cada vez en más picantes y morbosas y el morbo estaba por las nubes, así que resolvimos hacer realidad este deseo que nos inundaba, quedando de la mejor manera posible para no levantar sospechas entre nuestras parejas. Yo la verdad es que lo tenía bastante fácil ya que soy comercial y viajo por toda España, por lo cual no tengo problemas de desplazamiento y menos de lugar, ya que suelo alojarme en hoteles.
Quedamos en vernos en mi próxima visita a su ciudad aunque fue un problema encontrar alojamiento ya que era temporada alta y además había una feria comercial por lo que no había plaza en ningún hotel en condiciones. Entonces me conecté en Internet y busqué alojamiento rural cerca de allí, para ver si encontraba algo cercano y cual fue mi sorpresa que encontré el lugar ideal, una casita individual con piscina privada en un pueblecito a solo 8 Km. de la ciudad.

_mg_2725

El sitio era idóneo para pasar por el anonimato y emocionante para pasar una buena velada de sexo y pasión. Llegué a su ciudad y lo primero que hice fue ir a la casita que había alquilado a ver si prometía como en las fotos de Internet y era todo tal cual había visto. Una urbanización de varias casitas pequeñas con todo lujo de detalles y comodidades con una piscinita pequeña tipo jacuzzi individual y privada. La llamé para decirle que ya había llegado y quedar para la hora indicada que a ella y a mí nos fuera bien, quedando a las 14,30 en vernos.
Ese día se me hizo la jornada de trabajo eterna, pero por suerte llegó la hora y me fui derecho al restaurante donde habíamos quedado para comer y desde allí dirigirnos a nuestro lugar de encuentro. Llegué primero, solicité la reserva de la mesa y me senté a esperarla y aunque estaba tranquilo, por dentro me consumía el deseo. Ella no tardó en llegar, la vi entrar y la verdad es que no me había engañado con las fotos, era muy atractiva, llevaba un traje pantalón muy ceñido que le insinuaba todo su esbelto cuerpo y una camisa blanca con un par de botones bajados que dejaban asomar un sujetador de lencería fina negra. Llevaba también unos zapatos con tacón fino que le resaltaban su hermoso culo.
Llegó a la mesa, me levanté y nos saludamos como si nos conociéramos de toda la vida y empezamos a pedir qué comer. Durante la comida y debido al vino rioja que pedimos, fuimos entrando en calor. Era mucha la pasión que desprendían nuestros cuerpos y nuestras miradas. La conversación fue subiendo de tono y en un momento dado le cogí la mano de forma suave, empecé a acariciarle su brazo y acto seguido sentí como su pie se acercaba a mi entrepierna. Yo creí morirme del gusto al sentir su pie rozar mi pene con movimientos suaves y tanto era lo que me estaba gustando que le tuve que decir que parara.
Pedimos la cuenta, nos fuimos a la casita y nada más llegar y cerrar la puerta empezamos a comernos la boca. Yo sentía como su lengua se introducía en mi boca buscando la mía y seguí con ese hermoso beso cargado de pasión y deseo hasta que la desnudé poco a poco. Primero fui desabrochando cada uno de los botones de la camisa, mientras no paraba de comerle la boca, y así pude ver sus erectos pezones y sus hermosos pechos, que empecé a lamer. Muy pronto la tenía desnuda por completo y entonces ella se arrodilló ante mí y abriéndome la bragueta se tragó mi polla empezando a chupármela con gran maestría pero como yo no quería terminar en su boca sino que dentro de su coño, la hice parar y nos fuimos a la piscinita desnudos a ver si calmaba algo nuestro calor interno.

_mg_2742

Una vez dentro de la piscina comenzamos a besarnos de nuevo y a acariciarnos debajo del agua, sentía sus pezones erectos chocar contra mi pecho y su coño caliente en mi entrepierna, bajé la mano y comencé a meterle un dedito, soltó un leve gritito de placer, luego le metí dos más moviéndolos con suavidad y buscando si podía un poco más de lubricación, en un momento dado me quitó la mano de su coño y me puso un preservativo y abrazó sus piernas a mi cuerpo rodeándome con sus piernas a la altura de mi polla, yo seguía muriéndome del gusto ya que ella se introducía solo la puntita y yo le gritaba que se la metiera toda, a lo que me contestó:
– Yo soy la que manda. ¿Te gusta, quieres que te folle entero? Pídemelo
Se lo rogué insistentemente y ella se la introdujo hasta los huevos y comenzó el movimiento del agua y el baile de arriba abajo, notaba como sacaba mi polla y se la volvía a meter hasta rozar con mis huevos, le cogí con mis brazos su hermoso culo y le apretaba aún más contra mi, tanto que no podía a aguantar mucho más esas sacudidas, le dije que me iba a correr ella me dijo espérame un segundo que me voy yo también, le grité no puedo más me voy, a lo que ella gritó yo también y nos corrimos los dos, sentía como su coño se contraía y aprisionada sus labios mi polla a cada gemido de placer que ella daba y yo sentía como mi polla palpitaba dentro de su coño.
Seguimos haciendo el amor esta vez dentro de la casa un par de veces más hasta la hora de volver a la rutina del trabajo, a la realidad y despertar de este maravilloso sueño. Nos vemos cada vez que podemos sin prisas y sin compromiso por parte de los dos y disfrutamos de nuestros cuerpos. Así que gente no perder la ilusión y veréis como todo llega. Si hay por ahí alguna dama que le haya gustado el relato y quiera comentarme algo, ponerse en contacto conmigo.
Un saludo para todos y un besito para todas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Aceptar

ACEPTAR
Aviso de cookies


relatoseroticos"revista clima 21""relattos eroticos""rebista clima""grandes relatos eroticos""maria lapiedra mamada""clima revista x""follando con la criada""relatos reales de sexo""relaos eroticos""relatos clima""revistas porno online""revista clima 21"relatos/eroticos"paginas eroticas""relatos charo medina""criadas follando""relatos sumisas""paginas eroticas""relatos eroticos online""clima relatos""los mejores relatos eroticos""relatos eroticos anal""follate a mi mujer""relatos heroicos""erotico porno""relatos sumisas""mamada a tres bocas""relatos swinger""relatos playa nudista""revistas porno gratis""contactos x""relaros eroticos""relatos eorticos""relatos pornp"climarevista"revista clima españa"revistaclima.com"relatos pono""jenny hard""relatis eróticos""revista clima españa""relatos clima""el mejor porno amateur""rellatos eroticos"revistaclima.com"relato pornos""clima revista x""relatos sexys""revista clima es"eroticos"relatos eroicos""relatos cuernos""contactos lib""clima revista x""porn relatos""charo medina relatos""rebeca linares anal""revista clima21""cuentos pornos""charo medina relatos""revista clim""relatos intimos""relatos sexi""grandes relatos eroticos""charo medina relatos""revita clima""madura buenorra""relatos erticos gratis""relatos eroticos gratis""relatos erótico""relatos revista clima""relatos erticos gratis""maria lapiedra follada""relatos eroticos"www.revistaclima.com"revista erotica clima""historias porno""relatos porno playa""relato sexo anal""relatos erticos"www.revistaclima.com"relatos de sexo""revista xxx""relatos de charo medina""mejores relatos eroticos""revista clima x""relatos calientes gratis"