Relato erótico

Nuestro nidito del vicio

Charo
15 de noviembre del 2019

Se consideraba una mujer normal y aunque el sexo con su marido lo consideraba “normal” hasta que conoció al jefe de su marido. Aquel hombre cambio su vida por completo. Le descubrió cosas del sexo que desconocía y las vivieron intensamente en su “nidito” del vicio.

Amanda – Madrid

Hola a todos, permítanme presentarme soy Amanda una mujer casada de 40 años de edad y vivo en Madrid, mi marido se llama Luís.
Aquella tarde, y cuando iba a mirar si había recibido algún email, aparecieron ante mí las últimas páginas que había visitado mi marido. Eran webs porno. Vi a mujeres siendo penetradas por dos hombres, mamadas, mujeres que se tragaban la leche. No lo podía creer, mis pezones se endurecieron y mis ojos no podían apartarse de aquella fotos. De repente me imaginé que la protagonista de esas cosas, hasta ahora desconocidas era yo.
A partir de ese momento me encontraba inquieta, húmeda, pero mi marido Luís solo era tierno conmigo, cariñoso, él no comprendía que yo necesitaba ser tratada como una golfa. En fin, todo parecía que seguiría igual, siendo una esposa ejemplar.
Pero un día apareció el jefe de mi marido para cambiar esa situación, descubriendo la verdadera putona que soy….
Cuando Luís, que trabaja como guardia de seguridad en unas bodegas me comentó que el fin de semana vendría su jefe a comer con nosotros, preparé una buena comida.
La comida transcurrió sin ningún contratiempo, los tres hablábamos animadamente cuando sonó el móvil de Chema y después de colgar le comentó a mi marido que había problemas en la bodega en la que trabajaba y añadió que le agradecería mucho si podía pasar por allí. Así que mi marido se despidió y le dijo:
-Jefe, siéntase como en su propia casa. Volveré en cuanto pueda.
Al quedarnos solos en la mesa me comento lo siguiente:
-Mmmm, Amanda no te han dicho que tienes una cara de guarra, se ve que en la cama debes follar de maravilla.
¡No me lo podía creer! Entonces, le conteste:
-¿Cómo dice?, me ruborice no sabiendo que mas decir.
-Vamos golfita, yo sé lo que quieres, así que solo déjate llevar….
Se acercó me tomó en sus brazos fuertemente y me beso con pasión yo no pude resistirme a esa pasión y empecé a humedecer las bragas.
-Vamos a tu habitación que las clases empiezan hoy…

IMG_9569

Me cogió la mano y me llevó a la habitación, me pidió amablemente que me cambiara de ropa y que buscara algo sexy. Dijo que iba a follarme como nadie lo había hecho nunca.
Yo, como hipnotizada le obedecí. Entre mis cosas encontré un body negro con medias con encaje y le dije:
– ¿Así está bien Chema?
-Si, a partir de ahora, serás mi putón particular y como primera lección deberás mamarme la polla arrodillada y hacerme correr en tu boca.
Me arrodillé y le baje el pantalón y los calzoncillos. Jamás en mi vida había visto una polla como aquella, era enorme, gorda y con una cabezota como champiñón gigante.
Trate de meterla en mi boca pero no cabía toda, entonces me agarró la cabeza y me dijo:
-Trágatela toda, esta así por ti. ¡Venga! La quiero toda entera en tu boca.
Aquel hombre me dominaba, y ponía caliente todo lo que me decía, por lo tanto, me metí aquel enorme trozo de carne en la boca y lo chupé lo mejor que pude. Casi me ahogaba, ya que el tío me estaba follando la boca y su capullo me llegaba hasta el fondo de la garganta. De pronto, aumento el ritmo y se corrió. Me dio un asco terrible notar aquella cosa pastosa y caliente que llenaba mi boca. Estuve a punto de vomitar y solté una buena parte del chorro que me había soltado. Entonces me cogió del pelo y dijo:
-Recoge la leche, no puedes despreciar ni una gota, soy tu Amo y debes obedecerme.
Sin rechistar, y ayudándome con los dedos recogí hasta el último goterón de semen que tenía en la cara y me lo tragué.
Cuando acabé, me dijo que lo acompañara al baño y me ordenó que me metiera en la bañera. Dijo que me sentará y entró conmigo. No sabía que iba a pasar, pero seguía caliente como una perra. De pronto, se agarró la polla y se puso a mear sobre mis tetas. ¡Que asco! ¿Pero que quería aquel hombre? Nunca me hubiera imaginado que un hombre me hiciera aquello, pero os confesaré algo, aquella sensación, aquel líquido caliente chorreando por mi cuerpo me estaba poniendo cachonda.
Cuando acabo, me hizo levantar y nos dimos una ducha. Nos enjabonamos mutuamente y envueltos en unas toallas nos fuimos otra vez a la habitación.
No sabía qué hacer, pero pronto me aclaró las dudas. Me hizo poner a cuatro patas como un perrito y me ordenó que estuviera quieta. Vi que iba hacia donde tenía su ropa y sacó un tubo de vaselina del bolsillo. Me untó el culo en profundidad y entonces supe lo que iba a pasar. Me iba a dar por el culo. Quise escaparme, pero me dio un azote en las nalgas mientras decía:
-Ni lo intentes, voy a perforar tu culito, y cuando lo pruebes, seguro que me pides por favor que te lo vuelva a follar.

IMG_9554

No sé que me estaba pasando, pero me gustaba que me diera órdenes y me gustaba todo lo que me hacía. Tenía miedo de que me hiciera daño, pero por otro lado, tenía el chocho chorreando.
Giré la cabeza y vi como se ponía vaselina en la polla, especialmente en el enorme capullo. Cerré los ojos y espere el ataque.
Aunque parecía brusco con el sexo, la enculada la inció con mucho tacto. Me dolía horrores, pero en cuanto entró la cabezota, lo demás fue una gozada. Era una sensación brutal notar aquel tubo entrando y saliendo de mi culo. Me da vergüenza reconocerlo, pero la que le pedía que fuera más rápido era yo. Aceleró y acabé teniendo un orgasmo bestial. En cuanto notó que me había corrido, pego un par de embestidas y se volvió a correr. Cuando saco la polla de mi ano, sonó como si hubieran descorchado una botella de cava. Notaba como la leche bajaba por mis muslos lentamente…
Me hizo tumbar en la cama y me dijo que le limpiara la polla y los huevos. Chupé y lamí hasta dejarlos sin una gota de semen.
Estaba agotada y satisfecha pero, por lo visto, aún no había terminado la cosa. Fue al salón y volvió con el maletín de “trabajo” que había traído.
Sacó un enorme consolador con una lengüeta y lo puso en marcha. Nunca había visto una cosa como aquella. Me colocó una almohada debajo del culo y me dijo que abriera bien las piernas. Le puso vaselina al cipote de plástico y poco a poco me lo metió en el chocho. Vaya con el aparatito, vibraba y daba gusto, pero, lo que me cogió desprevenida fue la lengüeta. Me la colocó sobré el clítoris y lo puso en marcha.
¡Joder! Que gusto, era mejor que una lengua. Frotaba mi pepitilla de tal manera que a los pocos minutos me corrí. Pensé que lo iba a sacar, pero no. Sonrió y me dijo:
-Te vas a correr muchas veces, hasta que llores de placer, no te lo sacaré.
Y vaya si tenía razón. No recuerdo las veces que me corrí con el frotamiento de clítoris y con la follada del consolador. El muy cabrón lo metía y sacaba de mi chocho a toda velocidad.
Después de un buen rato, le supliqué que parara, que no podía más. Lo apagó, se tumbó a mi lado y me dio un beso, tierno y cariñoso.

IMG_9531

Cuando estuve más relajado me cogió de la mano y me susurro:
-A partir de hoy vas a ser mi putón particular. No te preocupes que cuando nos veamos, a tu marido lo voy a tener muy ocupado. Te dejo follar con él, pero tu culo es mío y te prohíbo que te corras con él.
Le decía a todo que sí. Lo que él no sabía, es que mi marido no es un hombre demasiado apasionado y que cuando folla conmigo, sus polvos son cortos y poco satisfactorios. Por lo tanto, con aquella relación me iba a convertir en la mujer con más orgasmos de Madrid.
Se vistió y nos despedimos. Dijo que al día siguiente me llamaría y que me daría la dirección de un apartamento que tenía en el centro y que seria, a partir de aquel momento, nuestro nidito del vicio.
Un saludo de parte de la mujer mejor follada de Madrid.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Aceptar

ACEPTAR
Aviso de cookies


"cuentos eroticos gratis""intercambio de parejas maduras""revista clima com""relatos eroticos interracial""relatos eroticos de infidelidades""revista porno""relatos eroticos lib""clima revista x""webcams contactos x""fotos revista clima""mamada guarra"climarevista123amater"clima revista x""relatos de la revista clima""rwlatos porno""revista porno"climarevista"contactos amateur""relatos eroticos maduros""revista supertetas""clima relatos""revist clima""relatos eroticos online""revista clima.com""relatos de intercambios de parejas""relatos eroticos no consentido"climarevista"relatos eroticos de intercambio de parejas""relatos de dominación""relatos de clima""relatos eróticos reales""relatos eeoticos""revista supertetas""relatos tetonas españa""taylor blumer""porno para mujeres heterosexuales""latos eroticos""relatos porno trios""relatos porbo""orgias amaters""revistas pornograficas""revista clim""relatos eroti""relatos charo medina""relatos eroticos lib""las cartas privadas de pen""relato sexo anal""relatos porno de incesto""eroticos profesionales""relato eróticos""relatos no consentidos""porno relatos""relato erotico""relatod porno""comeme el chocho""relatos tetonas españa"www.revistaclima.com"relatos porno con fotos""anal bestial""contactos de sexo""relatos de sex""dame polla""trios porno españoles"691024935"www.maduras calientes.com""relatos lib""relatos p""juan lucho porno""relatos anales""revista clima es""narraciones porno""relatos porno de trios""revista clim""revista clima 21"revistaclima.com691024935"anuncio porno""rita faltoyano anal""relatos erticos""relatos eroticos 2018""clima revista x""paginas eroticas""relator eroticos""relatos tetonas""bailarinas porno""relato clima"