Relato erótico

No salió como esperaba

Charo
27 de septiembre del 2018

Iban a casarse y no tenían mucho dinero. A él se le ocurrió que podría ser una buena idea montar una fiesta en un club que tenía un amigo. Venderían entradas y por supuesto sería una velada de sexo a tope.

Gustavo – SEVILLA
Querida Charo, mi nombre es Gustavo y hace un par de días se me ocurrió una muy buena idea. Mi novia y yo queremos irnos a vivir juntos, pero no tenemos mucho dinero, además somos unos apasionados del sexo. La idea que se me ocurrió unía nuestra necesidad y nuestro placer pues yo quería organizar una especie de fiesta semanal donde se cobraría entrada, la fiesta sería en el club de un amigo, que si se lo pido seguro que aceptaría. Lo que pasa es que no era una fiesta común, yo quería hacer una fiesta donde hubiera sexo, quería una súper orgía. Y para esto cobraría entrada y así sacaríamos pasta.
La misma tarde que se me ocurrió la idea se la comenté a mi novia y ella estuvo encantada. A la mañana siguiente le dije lo que quería hacer a mi amigo del club y el tampoco tuvo ningún problema, lo único que nos dijo fue que tuviéramos cuidado en no armar jaleo por los vecinos. Lo único que quedaba, pero lo más difícil, era hacerle llegar a la gente la noticia del club sin que se enterara nadie más. Para esto y con mi novia, les empezamos a decírselo a nuestros amigos por si querían participar, ellos le dirían a sus amigos y así seguiría.
Ya estaba todo listo para el primer día de fiesta, que fue un viernes y para nuestra sorpresa, solo fueron vinieron dos personas que no conocíamos. El salón lo habíamos decorado con muchas velas y en el piso había cerca de quince colchones, cubiertos con sábanas rojas y negras. También había un par de mesas con diferentes cosas para comer y beber, aunque como digo, solo estábamos nosotros cuatro. Entonces empezamos a charlar.
Ellos se llamaban Maite y Rafael, eran matrimonio y estaban buscando nuevas experiencias, llevaban dos años de casados y tenían la misma edad que nosotros, aproximadamente 30 años cada uno. Tras un par de copas, empezamos hacer el juego que ya habíamos pensado. Se trataba de un juego de prendas y era muy sencillo. Se tiraba un dado, primero una mujer, luego un varón. El dado más alto le indicaba la prenda al más bajo y como ya se puede suponer, eran prendas exclusivamente sexuales. Luego tiraba la otra mujer y el otro varón, y pasaba lo mismo. Después alternaban las parejas y seguía la misma rutina.
Mi novia, Laura, llevaba una faldita muy corta, una blusa con un gran escote y un atractivo conjunto de sujetador y braga negro, muy provocativo. Ella es muy guapa, un poco baja pero con mucho pecho y un culo que me vuelve loco. Maite llevaba un jeans muy ajustado que le marcaba su hermosa silueta, junto con una camisa rosa que remarcaban sus enormes tetas. Rafael era un poco más bajo que yo, 1,75 aproximadamente contra mis 1,85, y flaco.
El primero que tiró el dado fui yo, junto con mi novia. Ella ganó y como prenda, tuve que darle un masaje en la espalda.

Luego tiraron Maite y Rafael, el cual ganó e Maite tuvo que tomarse una copa entera de ron. A ella ya se le notaba un poco el efecto del alcohol, pues se reía muy seguido y se tambaleaba para caminar, pero seguía totalmente consciente. Al cambiar las parejas, le tocó perder a mi novia y por orden de Rafael se tuvo que sacar la blusa, dejando a la visa ese hermoso sujetador que apenas resistía la presión de esas dos enormes tetas.
A continuación y como yo le gané a Maite, le hice pagar la misma prenda y se sacó la camisa, pero ella no llevaba sujetador, así que quedaron a la vista un par de tetas todavía más grandes que las de mi novia. Luego era el turno mío con Laura, y como perdí me tuve que sacar la camisa yo también. Después, Rafael, que no paraba de ganar, le hizo sacar los jeans a Maite, que llevaba un tanga que se le metía entre los labios vaginales. Yo no podía disimular me erección, además, Maite tenía todos los pelitos mojados y los pezones bien tiesos. El pantalón de Rafael, también estaba abultado al máximo.
Cuando por fin perdió Rafael contra mi mujer, ella le obligó a sacarse la camisa y como yo perdí contra Maite tuve que sacarme los pantalones, dándome cuenta rápidamente que todos notaban mi erección y mi pene, al que considero normal, sobresalía del calzoncillo. Cada vez se notaba más la excitación que teníamos los cuatro y eso nos llevo a cumplir prendas un poco más arriesgadas. Yo gané a mi mujer y le obligué a sacarse el sujetador, pero Rafael fue un poco más allá y le hizo hacer un baile erótico a su mujer mientras le sacaba el tanga. Yo estaba como loco mientras Maite removía sus caderas frente a mí, pasándose la mano por su sexo todo mojado y luego se chupaba los dedos, cosa que me volvía loco.
Cuando yo perdí contra Maite, me hizo quedar totalmente desnudo y los únicos que quedaban con ropa eran Laura, que todavía tenía la falda, y Rafael que conservaba los pantalones puestos. Otra vez le tocó perder a mi novia y se sacó la falda notándose claramente lo muy excitada que estaba pues tenia todo el tanga mojado.
Yo estaba tan excitado que cuando le gané a Maite hice que se sentase sobre mí durante una ronda y ella seguro que notó mi endurecida polla contra su culo, lo cual me excitaba aún más. Otra vez le tocó perder a Maite, esta vez con su marido, quien la obligó a hacerle una paja y ella, sin protestar, metió su mano dentro de los calzoncillos de su marido y le empezó a hacer una delicada paja, aunque después de un ratito aceleró la marcha. A continuación, mi novia me ganó y me propuso comerle esas tetas que tanto me gustan pero, para mí, más que un castigo era un premio.

Después de un rato en esa posición, yo sobándole las tetas a mi novia y chupando sus tiesos pezones, e Maite haciéndole una tremenda paja a su marido, le tocó el turno de perder a Rafael contra mi novia y entonces este se sacó del todo los pantalones mientras su mujer le seguía echándole mano, pero como me tocaba jugar a mi contra Maite, ella soltó la polla de Rafael, el cual siguió haciéndoselo solo. Ganó Maite y me tocó comerle el coño. A mi me fascinó la idea, me arrodillé frente a ella, que se abrió un poco mas de piernas para facilitarme el trabajo, y empecé a pasarle mi lengua por los labios del coño y después se la fui metiendo poco a poco, excitándola sobre manera. Mientras yo seguía jugando con mi lengua, chupándole su excitadísimo clítoris, mi novia perdió contra Rafael quien le dijo que se tragara todo el semen que estaba por lanzar. Ella me miró, yo le devolví la mirada pues ella nunca había tragado mi semen ya que no le gustaba, pero no tenía otra salida, tenía que hacerlo. Entonces se arrodilló, le bajó el slip y empezó a darle besitos en la punta de la polla, después se la introdujo toda en la boca y Rafael se la llenó de su esperma, que ella, sin decir nada, se tragó enteramente. En este momento pude sentir que Maite también había terminado, teniendo un orgasmo enorme que me llenó la boca de sus sabrosos jugos.
Después de eso nos sentamos otra vez y Rafael propuso un juego más que interesante. Un varón se tendría que vendar los ojos, luego solamente con sus manos debía recorrer el cuerpo de las dos chicas y reconocer cual era. Hicimos un par de intentos, primero me vendé yo los ojos, di un par de vueltas y apoyé mis manos sobre los hombros de una de ellas y al instante ya me di cuenta de que era Maite porque sus hombros estaban mas altos que los de Laura, pero no dije nada, quería aprovechar la situación. Empecé a tocarle la cara, pero eso no era lo que mi interesaba, así que bajé rápidamente hasta sus brazos, después volví a subir y los bajé por su pecho hasta llegar a sus grandes tetas. En ese momento certifique mi idea de que era Maite porque tenía unas tetas muy grandes.
Me quedé allí un rato mientras con la otra mano bajaba por su vientre hasta su pubis, me arrodillé, pasé mis manos por sus muslos hasta las rodillas, las subí por la parte interna hasta encontrarme con su caliente almeja, pero primero me quedé jugando un rato con los pelitos, los cuales estaban muy rizados. Después finalmente me dediqué totalmente a su vagina. Primero le tocaba los labios, después fui introduciendo muy despacio un par de dedos dentro de su cálida y totalmente empapado coño y empecé un metisaca infernal hasta empezar a masajearle el clítoris, y así se corrió que justo sobre mis manos, que luego se las puse un su boca para que pudiera saborear sus líquidos y aunque ella trataba de no gritar, se sentía que estaba gimiendo por dentro.

Tras divertirme un ratito con ella dije quien era, y no me equivoqué.
Después le toco el turno a Laura, y tenía que adivinar a Rafael, ella no fue tan paciente como yo, enseguida fue a su pene y por su cara ya se había dado cuenta de quien era porque tenia la polla más corta que la mía, pero más ancha. Ella no le masturbó, solamente se la tocaba, la masajeaba un poquito, pero no mucho, como para que se calentase, cosa que sin duda lo logro. Ella enseguida dijo quien era y aunque no habíamos terminado el juego, decidimos pasar a otro porque ese no tenía mucho sentido.
Yo saqué un juego de niños que había traído, especialmente porque tenía muchas preguntas y entonces empezamos a hacer preguntas. Primero Rafael le hizo una pregunta a su mujer, ella le contesto mal, a propósito supongo, y de prenda tenía que chuparle la polla a Rafael. Ella empezó a meter y sacar la verga de Rafael muy rápidamente de su boca. Era una experta en eso. Mientras ellos seguían así, yo le hice una pregunta a Laura, que también contesto mal, notándose mucho que fue a propósito, pero eso no importaba.
Yo estaba tan caliente que mandé el juego a paseo y cogí a mi novia por la cintura, la atraje hasta mi y le di un enorme beso mientras que con la otro mano le iba tocando el clítoris, luego la acosté en un colchón, pasé sus piernas sobre mis hombros, me agarré la polla con una mano y la dirigí hacia la entrada de su vagina. Esta estaba tan lubricada que no tuvo ninguna dificultas para entrar y mientras que con la otra mano le sobaba las tetas, ella gritaba de placer. Pronto empecé un entra y sale con todas mis fuerzas que hizo que Laura tuviera un gran serie de orgasmos seguidos. Cuando miré para a mi lado, vi a Maite que estaba tragando todo el semen de Rafael y como al terminar, su polla seguía erguida, entonces la puso a cuatro patas, se chupó un poco el dedo y empezó a masajearle el ano para relajarlo. A continuación agarró su pene, lo puso a la entrada del agujero del culo, agarró a Maite por la cintura y le metió la polla de un golpe hasta el fondo, pudiéndose ver como sus pelotas chocaban contra el culo de Maite cada vez que entraba.
Yo, que estaba por terminar, saque rápido mi verga del coño de Laura y se la puse entre las tetas, se las agarré muy fuerte y empecé a hacerme una gran turca, para acabar rápidamente en su boca, cara y cuello.
Luego me senté en un costado para descansar un minuto mientras que Laura se dirigió hacia donde estaba Maite y le digo unas palabras al oído. No sé que le habría dicho, pero un segundo después Laura se acostó debajo de Maite y empezó a sobarle las tetas mientras le daba un fuerte beso. Yo nunca había presenciado una tortilla, pero me encantó y lo mejor es que quien la hacía era mi mujer. Esto me puso loco, con la polla tiesa de nuevo, aparté a Laura y puse mi verga en la boca de Maite, mientras ella le comía el coño a mi novia y esta le sobaba las tetas a Maite. Era como una cadena.
Entonces Rafael sacó la polla del culo de Maite, llamó a Laura, que me dejó a mi enseguida, y se fue con Rafael quien le metió la polla por el coño hasta el estomago.

En ese momento se me ocurrió una idea y fui a decírsela a Laura, preguntándole si se la podía meter por el culo, o sea que tuviera una doble penetración. Ella me dijo que sí, que le encantaría, entonces me puse frente a Rafael, detrás de Laura, y empecé a meterle un dedo en el ano y después que se abrió un poco, le metí otro más, hasta que se los saqué y fui metiéndole muy despacito mi polla, aunque se notaba que le dolía mucho.
Maite, que se había quedado sola, enseguida puso su coño en la cara de Laura para que se lo comiera. O sea que Laura estaba siendo follada por Rafael y yo me la tiraba por el culo mientras ella le comía el coño a Maite. Nunca la había visto tan excitada.
Rafael ya se había corrido fuera de Laura, más específicamente en su vientre, yo le había llenado el recto de mi leche e Maite la cara de sus líquidos. Ella estaba que no daba más y nosotros tampoco así que paramos para tomar unas copas. Luego nos vestimos, nos saludamos y nos fuimos.
Esa noche Laura durmió como un bebé y yo también, nos despertamos a eso de las 12 del mediodía y empezamos a comentar sobre la noche anterior. Ella me dijo que la había disfrutado como nunca, especialmente el momento que estábamos todos encima de ella, y que no podía esperar hasta el otro viernes para repetir la experiencia.
Muchos besos de mi mujer y saludos míos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Aceptar

ACEPTAR
Aviso de cookies


"revista porno""relatos lib""relatos de clima""porno para mujer""relatos eroticos revista clima""porn relatos""videos de pajilleras""relatos erogicos""revista clim""sexo erotico gratis""relatos porno en español""anal muy profundo""relatos lib""relatos doble penetracion""relatos cortos eroticos""www revistaclima com"www.revistaclima.com"revista clima""revista porno online""revista clima es""relatos porno con maduras""andoni porno""relatoa eroticos""contactos porno""lib porno""relatos xx""revista climas""contactos parejas liberales""dame tu leche""todo relato.com""reltos porno""relato pornos""follando en una silla""revista climas""super tetas""textos eroticos""sexo bestial""fotos revista clima""relatos strapon""relatos charo medina""porno trio bisex""relator eroticos""fotos revista clima""relatos eroticos 2018""ver revista clima""latos eroticos""alexis texas culo""porno para mujeres heterosexuales""relatos eroticos clima""revista clima españa""relatos porno lesbianas""revista clima com""porno eróticos""relatos eroticos lib""relatos de clima""relatos tetonas""ver revista clima""contactos nudismo madrid""relatis eroticos""relatos charo medina"relatoserotico"videos eroticos antiguos""relatos sumisas""relatos swingers""relato erot""revita clima""relatos eroticos en español""enculada brutal""clima revista x""relatos eroticos videos"revistaclima.comsupertetas"relatos erotocos""porno escrito""relqtos eroticos""relatos sado""relatos porno lesbianas""contactos maduras"