Relato erótico

Cuernos a “gogo”

Charo
22 de septiembre del 2019

Su marido quería verla follando con otro hombre, pero ella no se decidía, hasta que por motivos de trabajo, él, tuvo que irse casi un año fuera del país. Hablaban por webcam cada día y a él se le ocurrió una idea genial.

Sara – BARCELONA
Con mi marido llevamos 7 años de matrimonio, nada para muchas parejas que llevan tanto, pero somos una pareja de mente abierta y estable, sobre todo nos amamos. El punto es que la monotonía aunque no quieras tenerla, siempre aparece. Una noche mi marido y yo, después de tener una noche de sexo normal y nada nuevo en nuestras vidas, me confesó su fantasía, quería que yo me acostara con un hombre desconocido o cualquiera encontrado en internet, después llegar a casa, contarle lo que había pasado con todos los detalles y hacerme el mejor sexo que hayamos tenido durante nuestro matrimonio. Yo, por principios estúpidos, me negué rotundamente, así que lo dejamos tan solo como un comentario, pero las cosas cambiaron cuando mi marido viajó y se tuvo que ausentar por 10 meses, quedando yo sola.
Después de no tener sexo durante 2 meses y solo masturbándome con un vibrador, que compramos juntos, queriendo follar desenfrenadamente, le comenté mis deseos y que lo hiciéramos por teléfono, cambiando así un poco las cosas, así que me volvió a proponer nuevamente la fantasía que él quería. La verdad yo, por miedo a que fuera una trampa y ver si él sabía que yo lo engañaba o no, no lo hacía por miedo… ¡pero dije que si! Que lo haría, pero había un pero, ¿donde encontrar ese hombre que me gustara, que sintiera yo un poco de química con él?
Nosotros, recientemente, nos habíamos mudado de nuestra localidad de nacimiento a esta ciudad y no conocía a nadie, así que decidimos entrar juntos a internet, abrimos un correo juntos para ver que tal eran las personas y si nos agradaban a los dos. Por supuesto yo preguntaba muchas cosas para ver que tal eran, y obviamente mi marido leía todo lo que me decían los hombres y eso lo excitaba más cada día.
Un domingo mi marido me dijo que había encontrado un hombre perfecto para mí, quería que lo conociera. Yo accedí pero con nervios, pero más me podía las ganas de sentir que alguien me chupara los pechos, me metiera su polla, me hiciera un sexo oral delicioso, y sobretodo el juego que habíamos iniciado mi marido y yo.

x3.054

Eso nos calentaba muchísimo, así que lo conocí, me pareció un hombre atractivo, muy caballeroso pero sensual en su forma de expresarse, así que le di mi número de móvil, y concretamos una cita para ver si personalmente sentíamos lo mismo que cuando nos vimos por la cámara del chat.
Nos encontramos en unos grandes almacenes, pero cuando nos vimos, no fue nada impactante ya que era un poco más bajito que yo y gordito, cosa que no había visto por la cámara, tenía unos 45 años, pero era atractivo. Yo no soy una belleza, tengo 38 años, mido 1,68, peso 71 kilos, ni gorda, ni flaca, una cara muy bonita y sensual, algo que me ayuda mucho para mi cuerpo, unos pechos normales, redondos y duros, así que no aspiraba a un príncipe, pero quería que alguien me gustara, y bueno, si me gustó.
Nos tomamos un par de cervezas, hablamos por un buen rato y nos empezamos a calentar charlando, como cuando tienes una conversación erótica, así que decidimos ir a un motel. Yo tenía muchos nervios y cuando llegamos ya volvieron mis dudas. Mi marido sabía exactamente donde estaba, qué estaba haciendo y con quien, pero más me podía las ganas de que me penetraran, de saber que alguien, que no era mi marido, me hiciera acelerar la respiración y saber que iba a calmar este deseo que tenía encima. Sí, quería hacerlo.
Ya estando en el motel mi marido me llamó al móvil dejándolo yo encendido para que él oyera absolutamente todo, obviamente sin que la otra persona lo supiera. El juego más me aceleraba, así que nos empezamos a besar. Yo estaba tensa y él me dijo
– ¡Relájate guapa! ¡Que bien que huele y sabes!
Me mordía lentamente las tetas, chupándolas como me gustaba y con sus manos deslizándolas hacia mi sexo, pasándolas por mi tanga, sintiendo lo mojada que estaba, luego lentamente fue acariciando mis labios vaginales y a su vez introduciendo sus dedos cálidos, frotando mi clítoris, como que me volvía loca y quería que me penetrara, que me hiciera vibrar, pero a él le gustaba jugar.
Lentamente fue bajando metiéndome su lengua, saboreando mis jugos, haciéndome acelerar cada vez más, y de repente me dejé llevar, me relajé, empecé a acariciarlo, me gustaba como me trataba, las cosas que me decía:

x3.005

– ¡Tómala es tuya… eres una putita… que coño tan hermoso tienes… quiero tu leche… ¿quieres la mía…?
Todo tipo de palabras y eso me calentaba cada vez más, así que le agarré la verga, era hermosa, se la chupaba, la escupía, la lamía, masajeándola al compás de que me la iba metiendo toda en mi boca hasta al fondo, sintiendo como él quería estallar. La tenía gruesa, grande, dura, me gustaba, y me sentía más excitada sabiendo que mi marido me escuchaba y lo disfrutaba tanto como yo.
Acto seguido, me agarró de las manos, me subió, me dio un cálido beso y colocándose un condón, fue penetrándome con su verga lentamente, él mirando cómo yo me mordía mis labios, gimiendo sensualmente, acelerados los dos. Para ese entonces yo había tenido dos orgasmos, pero quería más, así que me senté encima y él empezó a mover mi cuerpo haciendo círculos, arriba y hacia abajo agarrándome de las tetas, pero no queriendo darme todavía su leche, me giró, me colocó a cuatro patas y me la fue introduciendo en el coño, que pedía más verga.
– ¡Dame duro, quiero sentírtela más! – le gritaba yo.
– ¡Toma putita… que coño tienes… mira los jugos como te salen!

x3.025

Teniendo un ritmo acelerado por varios minutos, me colocó de costado, metiéndola y más gemidos y gritos hasta que empezamos los dos tener convulsiones rápidamente, sintiendo una corriente en la médula espinal, corriéndonos los dos, él dentro de mí en su condón y yo una vez más bañando su verga, terminando con un beso cálido y ardiente.
Esa noche lo hicimos dos veces, en las cuales mi marido oyó toda nuestra faena, y él masturbándose al otro lado del teléfono y queriendo más. Esa noche hice feliz a mi marido cumpliendo su fantasía, y yo calmándome las ganas que tenía desde que él se fue, así cambiando la monotonía y queriéndonos cada día más…
Desde que ocurrió la primera vez ya lo hemos hecho varias ocasiones, y seguimos haciéndolo con diferentes personas que hemos conocido por internet, que pronto se las contaré, si les llega gustar esta.
Todo es verdad y gracias.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Aceptar

ACEPTAR
Aviso de cookies


"revista clima com""reatos eroticos"www.revistaclima.com"relatos porno gratis""relatos revista clima""joslyn james anal""realtos eroticos""madura follada por negro""relatos sumisa""historias eroticas reales""relatos sexo no consentido""escritos eroticos"climarelatos"relatos no consentidos""relatos porono""relatos tetonas españa""relatos poeno""clima contactos""revistaclima com""intercambio de parejas en la playa""descargar revistas porno"www.revistaclima.com"guarras maduras intercambio parejas""silvia saints""historias guarras""revista porno""relatos tetonas españa""relatos de la revista clima""trio porno gif""relatos eroticos clima""relatos eroticos orgias""swinger amater""videos eroticos antiguos""reltos porno""relatos eroticos de sexo con maduras""relatos clima"revistaclima.com"porno sin depilar"www.revistaclima.com"relatos eroticos con negros""rebista clima""relatis porno"revistacharomedinaclimarelatos"descargar revistas porno""relatos clima""relatos eroticoos""relatos cortos eróticos""revista climas"revistaclima.com"clima relatos""revists clima""revista xxx""www revistaclima com""relatos eroticos trio"taylorblumer"relatos erotics""la mansion de nacho""relato sexo anal""premios ninfa""charo medina relatos""porno para mujer""revists clima"folladoras"todorelatos pornos infidelidades"chachaporno"reñatos eroticos""latos eroticos""videos eroticos amateurs""relatos sumisa"