Relato erótico

Intercambio frenético

Charo
31 de diciembre del 2018

Ha querido contarnos lo que sucedió dos días después del primer encuentro con el matrimonio de Sevilla. Si el primer encuentro fue una locura, en esta ocasión superaron el placer y el vicio.

Juan – Madrid
Belén y Jorge nos recogieron en el hotel a las 9 de la noche, subieron a la habitación. Yo estaba algo cortado por la intensidad del sexo vivido anteriormente con ellos, sobre todo por la vergüenza sufrida al recordar como ese hombre me había mamado la polla. Raquel, consciente rompió el hielo y le dijo a Belén:
– Bueno en la fiesta de hoy espero que este -se levantó el vestido y dejaba ver su coño sin bragas -no pase hambre.
– Querida mía – le dijo Belén -seguro que hambre no pasarás.
Yo me volví y le dije a Raquel:
– ¿Estás segura que quieres ir a la fiesta?
Ella me contesto:
– Si tú no vas iré yo sola – Belén me animaba y para demostrármelo, se quitó las bragas y se las metió en el bolso.
Cuando llegamos por la autovía al club de intercambio, muy elegante, nos recibió una mujer preciosa con muy poca ropa que dijo ser una de las animadoras del club, nos pasó a un reservado con dos estancias, la primera a modo de hall tenía una mesa con bebidas y canapés y dentro había una habitación con una gran cama con barrotes en la cabecera y en los pies. Pronto llegaron las otras tres parejas, dos de ellas de unos 30-35 años y la otra de alrededor de los 55, elegantemente vestidos y según luego supimos de buena situación. Eran amigos de Jorge y de Belén.
Ellas eran bonitas, una en concreto me agradó enseguida, Marisa pelirroja no muy bonita de cara y con muchas pecas pero con unas tetas de locura. En vista de que no nos animábamos, la animadora entró y nos rogó que comenzásemos el juego. Comenzó con las reglas, nada de imposiciones y nosotros seríamos el centro de atención.
Raquel y yo debíamos de desnudarnos, ella se quitó el vestido y se quedó completamente desnuda, ante la exclamación de ellos y de ellas que halagaban sus bonitas tetas y su peludo coño. Uno de los chicos le dijo:
– Enséñanos ese culo.
Raquel se volvió agachándose para mostrarles su trasero en todo su esplendor, yo no daba crédito a lo que veía y no me había quitado ni la corbata, la animadora Isabel, junto a Belén me ayudó y cuando estuve desnudo me tomó la polla y dijo:

– Mirad este bonito rabo.
Yo me sonrojé totalmente y no podía ni mostrar una pizca de erección.
Nos llevaron a la cama y nos tumbaron, sujetaron mis manos y me dijeron que solo podía mirar. Las chicas se tumbaron alrededor para mirar también. Comenzaron todos a desnudarse y ellos se volcaron con Raquel que comenzó a disfrutar enormemente a juzgar por sus palabras y sus gemidos, yo la miraba, tenía dos rabos en su boca, otro en su coño y un cuarto, Jorge, masturbándose cerca de ella. Julián uno de los chicos, de cara aniñada y de un rabo pequeño y fino me dijo:
– Tu Raquel está muy mojada, pero tranquilo intentaremos satisfacerla.
Raquel gritaba:
– Vamos folladme, quiero esas pollas en mi boca ya, venga, más deprisa fóllame el coño cabrón y otras lindezas que jamás le había oído.
Se volvió hacia mí, estábamos separados por un metro aproximadamente y me dijo:
– Cariño, ¿no querías disfrutar del sexo como nunca mostrando mi cuerpo en la playa a los mirones? Pues mírame como disfruto ahora rodeada de rabos, y lloraba de entusiasmo.
El otro hombre que se llamaba Emilio y le llamaban Emi, tenía un enorme rabo de unos 22 o 23 cm y sin prepucio, delante de mis narices Raquel lo devoraba sin parar como un helado de fresa, mientras me miraba de reojo y me sonreía de vez en cuando me decía:
– Mira cariño esto es un rabo como los que a mí me vuelven loca.
No podía asimilar que mi mujer estaba siendo follada por cuatro hombres que la magreaban la acariciaban y sorbían sus jugos continuamente. Emilio tenía sus barbas llenas de líquido viscoso del coño de mi Raquel y se turnaban follándola, mordiendo y chupando sus tetas, tan pronto la ponían a cuatro patas como la ponían a horcajadas sobre la boca de uno de ellos, como la tumbaban o la ponían de lado y la penetraban.
La follaron en todas las posiciones, penetraron su coño y su culito al tiempo, ella gritaba de dolor cuando Julián la penetraba con su pene en el ano y pidió un poco de tregua. Todos pararon mientras la besaban y la tranquilizaban, pero al poco uno de ellos que le follaba el coño pidió que se moviese lentamente y a la vez la penetrara Julián despacito.
Finalmente ella misma inició los movimientos a cuatro patas en volandas entre las manos de los cuatro hombres, con un rabo en su boca y sin soltar el otro de una de sus manos. Mientras tantos las chicas se masturbaban las unas a la otras o usando vibradores. Belén cada vez que volvía la mirada a ellas, estaba entre las piernas de alguna de las chicas, la encantaba sorber sus almejas. Mis ojos se posaron en el coño rojo de Marisa que no tenía ni un pelo. Ella se fijó y me hizo una mueca.
– Ya te llegara la vez, sufre ahora un poquito.

La follaron, lamieron y acariciaron una y otra vez, pedía tregua y cuando le lavaban el coño con sus lenguas pedía de nuevo guerra, yo tenía una tremenda erección pero nadie me hacía caso a excepción de la chica del club que estaba junto a mí y me preguntaba si quería seguir, yo le dije sí.
Raquel me daba las gracias mientras se contorsionaba, y pedía más y más rabo. Julián me dijo:
– Vaya hembra tienes tío, no hay manera de calmarla parece una potra salvaje.
Emi la penetró una vez más su coñazo, que podía ver tremendamente abultado. Se la veían los labios y el clítoris a pesar de la gran mata de vello que posee, ella casi sin aliento me miraba sonriente y se corrió una vez más, después se quedó como ida como dormida emitiendo un quejido de gusto largo, con los ojos vueltos. Mi Raquel se había desmayado literalmente de gusto. La tomaron delicadamente y la llevaron a la bañera, la lavaron cuidadosamente y luego la devolvieron a la cama. La sujetaron delicadamente las muñecas y ellos se retiraron al sofá menos Jorge que se quedó a su lado mientras ella se recuperaba y me sonreía. La animadora entró y dijo:
– Ahora te llegó el turno Juan.
Las hembras se abalanzaron sobre mi me giré y atrapé los senos grandes de la pelirroja Marisa y hundí en ellos mi cara, mientras me chupaban mi rabo algo fofo por una pequeña liberación de esperma que había tenido mientras admiraba el placer de mi querida Raquel. Mi mujer me decía, disfruta Cariño con una suave vocecita y sus piernas completamente abiertas mostrando sus coño tremendamente enrojecido.
Follé a estas hembras en todas las posiciones a cuatro patas por detrás bombeaba a Marisa su coño suave mientras me lamían el ano y los huevos, hundí mi cara entre las piernas de la morena, Esperanza la mujer de Emi con un coño de sabor fuerte y amargo mientras lamían mi polla recién corrida y se recuperaba para follar de nuevo. Follé como nunca hasta no poder más, tenía orgasmos sin eyacular ya ni una gota y sentía dolor y placer a un tiempo. Jorge tan pronto acariciaba mi espalda como chupaba el coño de mi vencida mujercita que ya se dejaba hacer sin decir nada. Fue una noche interminable e inolvidable. Finalmente me ofrecieron a Isabel la animadora que no tenía ni 20 años y la follé despacito hasta hacerla correr agarrado a sus senos pequeños y deliciosos y entre el ánimo de todos. Al tiempo que Emi volvía a bombear el coño de mí vencida esposa con el misil que tenia entre las piernas.

Para terminar y casi sin poder más mi mujer debía de comerse una almeja y yo un rabo. Yo me negué avergonzado pero mi mujer Eligio a Isabel la animadora, menuda exquisitez dijo y hundió su boca en el arreglado sexo de nuestra amiga, sorbía los jugos de nuestra ayudante con gran ruido y ansiedad como la mejor lesbiana. Las chicas me recomendaron el misil de Emi y con los ojos cerrados comencé a lamer el trozo enorme de carne que había follado a mi esposa hasta las entrañas de su sexo, arriba y abajo hasta casi disfrutar de su dureza me retiré cuando noté que se iba a correr.
– Ya habéis tenido el bautizo adecuado nos dijo Belén, ahora sabéis lo que es una orgía en estas tierras andaluzas.
Ahora en nuestra alcoba y vuelta a la normalidad follamos de otra manera, hemos descubierto el placer de verdad, el placer de follar y ser vistos por terceros mientras lo hacemos, hemos descubierto el placer de mirar. E incluso un pequeño toque bisex para satisfacer a nuestra pareja Nos gusta masturbarnos mientras nos miramos el uno al otro, pero esa intensidad, esa borrachera de sexo no la olvidaremos y esperamos repetir este año.
Un beso de parte de los dos a todos los lectores.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Aceptar

ACEPTAR
Aviso de cookies


"rebista clima""relato clima""leer porno""clima relatos""intercambio de parejas entre amigos""relatos tetonas españa""relatos madura""relatod eroticos""cuentos relatos eroticos""relstos eróticos""relatos eroticos 2017""madura golfa""liz raimbow""relatos p""leer porno""relatos clima""relatos de clima""cuentos eroticos gratis""revista clima es"www.revistaclima.com"intercambio de parejas entre amigos""rekatos porno""relatos eroticos casadas""revista xxx""relato cuernos""bien follada""buscador de relatos eroticos""orgias bisex""relatos picantes""relatos droticos""relatos de sexo no consentido""relatos charo medina""kendra lust videos""relatos eroticos trio""porn relatos""contactos x gratis""clima relatos"revistaclima.com"relayos eroticos""relatos eroticos de infidelidades""relatos pormo""mamada impresionante""universitarias follando""intercambio de parejas bisexuales""relatos de sexo no consentido""eroticos profesionales gordas en bilbao""erotica videos""revista climas""relatos eroticos revista clima"relatos:eroticos"relstos eroticos""relstos eróticos""relatos eroticis""kendra lust.""contactos sexo gratis""fotos revista clima""super tetas""todo reatos""relatos charo medina""historias de tetazas""contactos amater""revista clima com"relatos.eroticos"intercambio de parejas follando""relato xxx"revistaclima"clima revista x""mamadas sin manos""relatos erotic""relatos ertoticos"