Relato erótico

Fin de la fiesta

Charo
31 de diciembre del 2018

Ya nos contó en otra ocasión lo que paso en una fiesta que montó un amigo suya. Se reunieron un grupo de chicas y chicos y en lugar de fiesta, fue una orgia. Ahora sabremos como acabo todo.

Oscar – Madrid
Primero que nada, amiga Charo, una pequeña presentación, me llamo Oscar, vivo en Madrid tengo 29 años y hace tiempo que tengo ganas de contarte alguna de mis experiencias con el sexo. Soy una persona muy apasionada, morbosa y desinhibida con respecto a las prácticas sexuales, y me encanta disfrutar de mis instintos. Esto que paso a relatarte sucedió hace un par de años, pero lo recuerdo como si fuera hoy.
Yo me muevo generalmente con un grupo de amigos, que nos conocemos desde hace más de diez años, vamos a mismo club todos los fines de semana, desde que éramos unos chavales y así fue que un viernes programando el fin de semana, recibí en mi trabajo una llamada de mi amigo Arturo, en el que me dijo tenía ganas de montar una fiesta en su casa de fin de semana, para la ocasión había convencido a la chica con la que estaba saliendo que reclutara cuatro o cinco amigas.
La empresa prometía ya que además de ser muy atractiva, Susana que así se llamaba, era una autentica cachonda. Arturo me pedía moviera los hilos para juntar nosotros, una tropa de tíos de similares características.
Hasta aquí lo que ya os había dicho en mi primera carta y ahora sigo donde terminé, en el momento en el que me estaba follando a mi amiga Yolanda. Su inmediata respuesta fue un gemido de placer, lo que me decidió a esforzarme aún más en la tarea. Tras de un rato de mantener esta posición y percatándose Yolanda que mi final se hallaba próximo, soltó mi polla y tras decirle unas palabras al oído a Susana, intercambio posición con ella, ahora sentía la suave boca de Susana en mi verga y la depilada almejita de Yolanda en mi boca, era aún más jugosa que la anterior. Sus labios eran más gruesos, su aroma era refrescante, una exquisitez. Siempre me ha gustado chupar a las mujeres, realmente lo disfruto.
Yo había perdido todo contacto con los demás participantes de esta singular orgía, así que decidido a penetrar a alguna de mis dos hembras les pedí que se incorporaran y ambas lo hicieron. Giré mi cabeza y vi como Javier llenaba la boca de María con su esperma. Al ver esto, Yolanda se inclinó a ayudarla y recibió también su ración, Susana sentada en la alfombra frente a mí, abrió las piernas llamándome a mi tarea, cosa que no dudé en hacer y así lentamente acerqué mi hinchada polla a su caliente asilo y la introduje lentamente.
El placer fue extremo, muy suavemente por momento y frenéticamente en otros, comencé a poseerla con ímpetu y pasión mientras de reojo observé como Javier le comía el coño a María, agradeciéndole el buen momento vivido.

Yolanda, sin pareja y muy caliente, buscaba en la habitación una verga para ella, al otro lado del cuarto aún se encontraban Arturo, Martín y Natalia la cual seguía recibiendo las embestidas de Arturo mientras tragaba la verga de Martín. Yolanda se acercó y agarró el aparato de Martín y lo llevó hacia ella, Natalia lo soltó, un poco ofuscada tal vez de quedarse con la mitad de su equipo, pero aceptó y dándose vuelta se dedicó por entera a Arturo que ahora además de penetrarla le chupaba las tetas y la besaba a su antojo. Yolanda se puso a cuatro patas y arqueó su espalda como suplicando ser penetrada. Martín, con su aparato en la mano, se acercó a ella y de un golpe la penetró, pero el grito de Yolanda nos sobresaltó, todos pudimos ver su mueca de dolor, el bombeo de Martín se incremento al igual que los lamentos de Yolanda, pero de a poco estos se volvían gemidos. El atacó su culo con todo, ella no lo esperaba, pero ahora lo disfrutaba a pesar de mantener una gran sed en su agujero delantero, se saciaba con el inesperado regalo de Martín.
El Negro acababa en ese momento entre las tetas de Agustina, que desesperadamente sacaba la lengua para degustar su leche al mismo tiempo que se agarraba las tetas, Yo al ver esto no aguanté más, sentí que me venía, así que retiré mi aparato de entre las piernas de Susana y se lo introduje en la boca donde fue recibido con gran alegría. Susana abrió su boca, sacó la lengua y recibió mis múltiples chorros de esperma hasta tragárselo todo, luego relamiéndose los labios y mirándome a los ojos me dijo:
– Gracias por tan rico postre.
Martín, que seguía partiendo en dos el culo de Yolanda se corrió abundantemente en la espalda de ésta, sacó su aparato y Yolanda dándose vuelta se dedicó a limpiarlo a conciencia, Susana y Agustina casi corrieron a limpiarle la espalda a su amiga con sus lenguas.
Arturo y Natalia gritaron de placer al llegar al éxtasis, él no se despegó de ella ni un segundo llenando su agujero con su esperma, se besaban, se acariciaban. Era la única escena tierna en la habitación ya que todos los demás y yo me incluyo, estábamos salidos, buscábamos más y más sexo.

Mi excitación continuaba a pesar de haberme corrido hacía solo unos minutos. Me acerqué a Agustina y por detrás comencé a morderle el cuello. Ella sintió un escalofrió, su piel se erizó y arqueó su espalda apoyando su trasero en mi verga que comenzaba a crecer nuevamente, la empujé suavemente hasta que ella quedó delante de mí en posición de perrito, avancé con mi cara directo a su bellísimo culo y con mi lengua lamí su agujero con gula y de la misma manera lo hizo Yolanda, pero con el mío, y Martín con el de ella. Éramos una especie de tren de placer. Susana compartía ahora a Arturo con Natalia, ambas chupaban su verga a turnos, parecían pelearse por un poco de aquel pedazo de carne.
El Negro se situó delante de Agustina aumentando los vagones de este singular tren, yo retiré mi lengua de su ano y tomé mi verga ya lista para la batalla, y se la introduje muy lentamente en ese pequeño pero ya dilatado agujero y Agustina me ayudaba empujando ella misma hacia atrás, al tiempo que gruñía de dolor y placer. De pronto sentí como Yolanda dejaba de lamer mi culo y la vi pasar hasta sentarse frente al Negro y ofrecerle su muy húmeda almeja, a la que el Negro se entregó por completo, sumergiendo su cara entre sus piernas.
María galopaba sobre Javier, cuando sintió la presencia del aparato de Martín en la entrada de su ano, primero hizo una mueca de susto, luego le sonrió y sin dejar de moverse sobre Javier lo invitó a pasar dentro de ella. Martín, esta vez lentamente y luego de lamerla un poco en su aparentemente virgen agujero, le introdujo entera su verga. María era poseída por ambos, sus gritos y gemidos eran impresionantes, su cara reflejaba la excitación, el dolor y el goce del momento, sus ojos virtualmente en blanco, parecían anticipar un desmayo, pero no, era un gozo realmente extremo.

Con las primeras luces del día, abrí los ojos, la escena era increíble, diez cuerpos desparramados en aquella alfombra, todos desnudos, algunos encima de los otros, el olor a sexo que impregnaba la habitación, poco a poco se fueron despertando todos, nos fuimos vistiendo para ir juntos a desayunar.
Tras tomar el sol y tras el almuerzo planeamos una siesta conjunta, pero eso ya os lo contaré en una próxima carta.
Un saludo para todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Aceptar

ACEPTAR
Aviso de cookies


relatos.eroticos"relatos eroticos de infidelidades""relatos erótico""relator eroticos""relatos de swinger""relato de sexo""relatos de cuernos""relatos eroticos de parejas""relatos porno""contactos camioneros""relatos intercambio parejas""relatos sexo"revistaclimarevistaclima.comwww.revistaclima.com"super tetas naturales""relatos etoticos"www.revistaclima.com"maduras relatos""climas revista""madura muy guarra""claudia bomb""revista clima com""leer porno""relatos lib"climarelatos"azafatas belladona""relatos salvajes eroticos"climarevista"follada por dos negros""revista clima""relaros porno""relatos eroticos.es""relatos eroticos revista clima""relatos etoticos""relatos poeno""relatos eroticos revista clima"revistaclima.com"relatos de mamadas""relatos eroti os""revista clima com"123amater"relatos eroti""relatos cortos porno""revista clima""porn relatos""contactos con maduras""erotico porn"kendralust"gif porno trio""relatos eroticos cortos""relatos eroticos en español""relatos de clima""relatos intercambios""relatos de clima""tetazas naturales""relatos sexi""intercambio de parejas porno""sexo anal brutal""revistaclima com""paginas eroticas gratis""relatos eroticos""follate a mi mujer""relatos porno dominacion""relatos eeroticos""relatos pirno""dunia montenegro y nacho vidal""relatos porno con fotos""relatos orno""revista clima com""negra cachonda""maria lapiedra follada""relatos eroticos clima""fotos revista clima""relatos exoticos"123amater"beso negro amateur""relatos de sexo no consentido""rebista clima""revistas porno gratis""relato clima""relatos casadas""relatos de orgias""revista clima com""relatos eroticos en español""relatos eróticos para mujeres""relatos lib""relatos eriticos""relato cuernos"relatosroticos"dame polla""relatos erotico""revista clim""relatos. eroticos""revista porno"