Relato erótico

Cenas, sexo y exhibicionismo

Charo
30 de diciembre del 2018

Forman un grupo de amigos cuarentones, con gustos similares y cada fin de semana salen juntos. A su mujer le gusta que la fotografíe y una noche, en una cena con los amigos, sacaron las fotos. Desde aquel día las reuniones cambiaron drásticamente… para bien.

Luis – BARCELONA
Me llamo Luis, querida Charo, tengo 40 años, casado ya hace dieciocho, sin hijos, mi esposa Elena tiene 42 años mide 1,68, un buen culo y de pecho exuberante. Nuestra vida sexual es bastante agradable y tenemos relaciones tres o cuatro veces a la semana. Elena en casa generalmente anda con camisetas cortas que le dejan completamente descubierto su gordo culo y lleva siempre tangas de hilo dental, lo cual la hace verse siempre muy apetecible.
Le gusta que la fotografié, por lo cual tenemos una buena colección de fotos y algunos videos íntimos de casi todo lo que hemos hechos y siempre hemos fantaseado con la idea de hacerlo en compañía de otras parejas, o sea ver y ser visto, pero nunca habíamos hablado del intercambio en sí.
Los fines de semana generalmente nos reunimos con otras parejas afines a nosotros y salimos a cenar o nos reunimos en las casas. En muchas de esas relaciones se habla de sexo y en muchas ocasiones hemos terminado viendo algún programa en el canal sexy mientras se toma algo.
Pero lo más atrevido ocurrió un sábado en el que todos estábamos un poco pasaditos de copas y viendo un programa de strippers, a las chicas les dio por hacerlo ellas también y terminaron en bragas y con los pechos al aire. Fue muy excitante, pero no pasó de ahí.
Días más tarde, un viernes, que nos reunimos en casa con dos parejas más, salió el tema de videos porno caseros y resultó que todos los habíamos hecho, empezando a hablar de intercambiarlos. Lucía, la esposa de Carlos, sugirió:
– ¿Por qué mejor no nos reunimos mañana y los vemos todos juntos? Así será más divertido.
A todos nos pareció bien así que quedamos para el día siguiente. Esa noche no pasó nada interesante y al día siguiente, sobre las ocho, nos reunimos en casa de Carlos. En total teníamos siete películas, nos pusimos a tomar algo para disipar un poco la posible vergüenza y nos acomodamos a ver las películas. La primera que vimos fue la de Lucía. Ella está bastante bien, tiene 39 años, un culito respingón y unos pechos bastante grandes aunque un poquito caídos, más por la gravedad que por la edad. La película empezó con ella chupándoselo a su marido y luego follándosela a estilo perro. La cámara estaba puesta a un lado, así que lo más llamaba la atención era ver esos pechos bailando en el aire. Luego él se la sacó, fue hacia su cara y ella comenzó otra mamada hasta que él se la sacó y terminó eyaculando en su cara.
Yo, a estas alturas, la miraba más a ella que a la película y todos teníamos unas erecciones bastante apreciables.

Luego pusimos una nuestra en que básicamente era Elena cabalgándome de espalda a la cámara, por lo que se apreciaba muy bien la penetración y sobre todo el soberbio culo de mi esposa. Ya el ambiente estaba bastante caliente y Jorge comentó que si estuviera en su casa ya tendría a Alicia mamándosela.
La tercera que pusimos fue una de Alicia, que es la que mejor está. Es morena, mide 1,70 con cuerpo muy bien proporcionado, un culito bastante respingón y unos bellos pechos. El video era de ella duchándose y viéndose su chocho completamente rasurado, luego Jorge entró en la ducha y ella se agachó a chupárselo hasta que él se corrió.
Elena comentó que descansáramos un poco y comenzamos hablar, ellas sobre nuestros penes y nosotros de sus respectivos culos hasta que Jorge, todo lanzado, les sugirió el por qué no se quedaban en ropa interior para dar más morbo. Ellas, tras unos instantes de dudas y de miradas, accedieron y se desvistieron mientras nosotros procedíamos de igual forma, con excepción de Carlos que se quedó desnudo totalmente. Ellas, al verlo, empezaron a dedicarle broma hasta que su esposa se acercó a él, le agarró la polla y empezó a sobársela cariñosamente primero para luego empezar a masturbarlo.
Carlos, muy complacido, se sentó en el sofá a mi lado, Lucía se sentó en el piso y siguió masturbándolo suavemente. A continuación Jorge se sentó a mi otro lado y le preguntó a Alicia:
– ¿Es que para mí no hay nada?
Ella se acercó, le bajó los calzoncillos y empezó a masturbarlo. Entonces Elena puso otra de nuestras películas y fue a servir más bebidas. Viendo la película, estaba yo sentado en medio mientras los dos amigos disfrutaban de la masturbación que les hacían sus respectivas esposas, cuando regresó Elena y Alicia empezó a comentar que yo estaba solo y sin nadie que me complaciera así que mi esposa se acercó, se puso entre mis piernas, me sacó el palo por un lado del calzoncillo y comenzó a chupármelo. Yo me encontraba en el cielo y más viendo como Alicia se levantaba y se acomodaba encima de Jorge metiéndose de un golpe su polla en el coño. El olor a sexo ya impregnaba todo el salón y entonces Carlos se corrió en la boca de Lucia.
En ese momento mi esposa me soltó la polla y me pidió que me levantara, ella se puso de rodillas apoyada en el sofá y yo empecé a comerle su rica almeja hasta que, sin poder aguantarme más, me levanté y se la metí en pleno chocho.

Carlos y su esposa seguían sentados viéndonos a nosotros y como yo me corría dentro de mi mujer quedándome luego recostado en el suelo, pero Elena, insaciable, me cogió la verga y comenzó a chupármela de nuevo. Por la postura que ella adoptaba estaba como quien dice a cuatro patas con su culo hacia Carlos, el cual empezó a decirle que tenía un culo precioso y ella, por toda respuesta, separó un poco más las piernas y proyectó un poco más su culo.
Entonces Carlos se puso de rodillas detrás de ella y me miró como pidiendo permiso yo asentí sin pensarlo y él se la empezó a meter. Elena lanzó un respingo pero siguió chupándomela. Lucía, animada, vino hacia mí, se puso encima de mi cara y yo comencé a comerle su coño en el momento en que Alicia exclamaba riéndose:
– ¡Venga, comenzó la orgía romana!
Noté que Jorge se colocaba a mi lado y como Lucía comenzaba a chupársela. En aquel momento la única que estaba suelta era Alicia y como que era a la que yo le tenía más ganas, me salí como pude del nudo en que me encontraba, Jorge se llevó a Lucía al sofá para que se la siguiera chupando y yo fui hacia Alicia, la recosté en el sofá y empecé a pasarle la polla por su raja, toda abierta, subiendo hacia su ano donde traté de empezársela a meter, lográndolo cuando ella misma se abrió las nalgas. Cuando la tenía más de la mitad dentro de su ano, la saqué y se la metí en su raja y en eso estuve hasta que terminé corriéndome dentro de su culo, al mismo tiempo que Carlos se corria dentro de mi mujer y se acostaba a su lado.
Cuando Jorge vio a Elena echada en el suelo boca abajo, separó a Lucía y fue donde Elena acomodándose en su culo, que era lo que quería hacía rato. Ella yo no se movió, abrió un poco las piernas y él la ensartó en su coño para lubricarse un poco, se la sacó, luego se lo colocó en su ano y comenzó a metérsela hasta que sintió que entraba y en ese momento apretó y se la ensartó totalmente. Elena soltó un gritito y él comenzó el metisaca sin contemplaciones.
Lucía se sentó a mi lado quejándose de que ella no le tocaba nada, que solo estaba chupa que chupa, y se reía pero se notaba que estaba un poco disgustada. Yo me situé para chuparle el chocho un rato, mordisqueándole los labios mientras ella se iba a mi tranca flácida y se la metía toda en la boca. Para ser honesto yo dudaba que se me enderezara ya que estaba extenuado, pero ella chupaba como una posesa. Nunca me habían chupado de esa forma. Se introducía todo hasta el fondo y luego lo soltaba y empezaba a mordisquearme la verga hasta llegar a mis testículos que comenzaba a chuparlos, y tanto le dio que consiguió que se me endureciera y entonces se lo volvió a meter en la boca y fue bajando poco a poco hasta que se lo metió toda. Era espectacular sentir como chupaba.

En ese momento se la sacó de la boca y colocándose se lo metió en la entrada de su coño, dejándose caer hasta que la tuvo todo dentro y empezó una cabalgata de aúpa, mientras yo le estrujaba las nalgas.
Entonces Jorge se lo sacó a Elena y eyaculó en sus nalgas, luego se echó en el sofá comentando lo rica que estaba Elena. Yo comencé a empujar un poco a Lucía para ponerla a cuatro patas y cuando la tuve así, se lo volví a meter al tiempo que Carlos se le ponía enfrente para que se lo chupara un poco. Yo ya no podía más, me corrí y me eché a un lado, aunque ella podría haber seguido ilimitadamente.
Elena y Alicia fueron al baño a limpiarse un poco, Jorge fue a por el culo de Lucía donde se la metió de un golpe y aunque ella se quejó un poco, enseguida empezó a menearse como una posesa. Carlos, antes de correrse, se lo sacó y eyaculó en su cara, restregándola por ella toda su leche. Jorge seguía con su metisaca hasta que también eyaculó. Ella también se fue al baño y nos quedamos los tres hombres sentados cansados pero satisfechos.
Cuando regresaron las chicas, a Carlos le dio la prisa por marcharse, aunque la esposa se veía que no quería aunque a pesar de todo, se vistió y despidió. Nosotros nos quedamos un rato más hablando y como Elena tenía ganas de acostarse, le preguntó a Jorge por qué no se quedaban a dormir. Ellos accedieron y se fueron al otro cuarto. Ya solos en la habitación Elena estaba entre arrepentida y eufórica. Lo había pasado bastante bien pero tenía reparos. Hablamos un rato hasta que nos dormimos.
Al día siguiente me levanté como a las nueve y al ver que ella ya se había levantado, salí y me las encontré a las dos en la cocina tomando café y hablando. Elena solo llevaba las pantis mientras que Alicia sólo tenía puesto el sujetador, lo cual me hizo gracia, comentándome ella que le era más cómodo. Me senté a su lado y empezamos hablar de la noche anterior y de la extraña actitud de Carlos hasta que Elena vino hacia mí y me empezó acariciar el miembro. Alicia también se me acercó y comenzó a besarme hasta que los tres nos fuimos al salón y las coloqué a las dos de rodillas en el sofá y comencé a comerles los chochos, alternando de una a la otra y mientras chupaba a una, a la otra le introducía un dedo.
En un momento dado y mientras se lo chupaba a Elena, Alicia se recostó y subió sus piernas hasta apoyarlas en sus hombros dejándome su raja pelona servida. Me acerqué y empecé a metérselo mientras Elena comenzaba a besarme en la boca.

Al rato se la saqué y coloqué a Elena a cuatro patas y se la metí, metiéndose Alicia entre nuestras piernas para comenzar a chuparme los testículos y cuando me iba a correr, ella me agarró la polla y metiéndosela en la boca comenzó a chuparla hasta que reventé.
Creo que fue un agradable despertar. Después de esa oportunidad ya hemos seguido con regularidad los intercambios y hasta el momento estamos todos bastante bien.
Saludos y ya os contaré algunos de esos intercambios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Aceptar

ACEPTAR
Aviso de cookies


"www.relatos eroticos""sexo relato""revista clima fotos""contactos con maduras""revista clim"revistaclima"contactos amater""charo medina relatos""jeny hard""madura erotica""revista porno""relatos tetonas españa""revista clima relatos""relatos sexo oral""fotos revista clima""relato pornos"susigala"cuentos porno""contactos maduritas""revista clima""enfermera caliente""relatos porno no consentido""revistaclima com""anuncios sexo gratis""relatos eroticos""relatos wroticos""porno para ellas""revista clima es""contactos bisex""relqtos eroticos""revista porno online""videos de maria lapiedra""relatos porno gratis"revistaclima.com"trio porno gif""webcams contactos x""relatos eroticos no consentidos""charo medina relatos""lib porno""fotos revista clima""rabo negro""bukkake casero""porn relatos""relatos poro""clima relatos""relatos sexo gratis""revistas pornograficas""revist clima""guarras maduras intercambio parejas""relatos de charo medina""revists clima""revista clima es""super tetas""llamadas eroticas gratis""relatos clima"relatos.sexo"latos eroticos""relatos no consentidos""porn relatos""relatos follar""relato sexo anal""relatos picantes""relayos eroticos""charo medina relatos""clima revista x""enculada brutal""relatos pornp""todo relato.com""relatos de amas de casa""relatos eroticos tetas""revista clima fotos""contactos camioneros""contactos camioneros""relatos erotic""climax revista adultos"revistaclima"relatos charo medina""todo re latos""revista porno clima""relatos erotticos"www.revistaclima.com"eroticas gratis""relatos eroticos interracial""relatos eroticos hablados""relatoa porno""relatos de orgias""relatos intercambio""relatos porno cuñada""cuarteto bisexual""relatos de clima""relatos x gratis""revistaclima com"